Tipos de despedida de soltero

i-love-despedida-solteroCuando pensamos en una fiesta de despedida de soltero lo habitual es que nos venga a la cabeza la imagen de una juerga monumental, de escenas subidas de tono, y de alguno de los novios pasando un poco de vergüenza en un escenario. Pero no necesariamente ha de ser así. Las posibilidades que tenemos son muchas, cada vez más conforme aparecen más y más empresas dedicadas a organizar este tipo de eventos.

En primer lugar debemos plantearnos si deseamos una fiesta privada en casa o en un local, o preferimos salir a corrernos la juerga del año por los locales de moda de la ciudad. Las fiestas privadas suelen ser más complicadas de organizar pues habremos de alquilar algún local, un servicio de bar, música, y algún espectáculo o actividad. Mientras que si salimos solo tendremos que ir de local en local.

Para celebrar una despedida de soltero podemos cobrar o no a los invitados. Depende de que tengamos en mente para ese día. Una fiesta de despedida de soltero en algún lugar especial, por ejemplo un fin de semana en el extranjero, puede ser memorable pero obliga a contar con un presupuesto elevado. Y no siempre es posible.

Si tenemos la suerte de disponer de un presupuesto algo más holgado, podemos decantarnos por un fin de semana para solteros o solteras. Como dispondremos de más tiempo podemos planear actividades distintas a las convencionales en una despedida de soltero. En Europa podemos encontrar vuelos baratos que nos lleven a ciudades de especial interés turístico como por ejemplo París, Londres, Amsterdam, Roma, Barcelona, etc. De hecho no es nada raro que las agencias de viajes ofrezcan ofertas especiales para solteros, paquetes de viajes de un par de días a algún bonito lugar. Incluso un pequeño crucero podría ser posible.

Con la moda del turismo rural o de aventura encontramos también nuevas posibilidades para una despedida de soltero: una estancia en una casa rural desde la cual disfrutar de emocionantes deportes de aventura. Despedirse de la soltería con una gran inyección de adrenalina. ¿Alguna vez ha saltado en paracaídas? ¿Qué tal un descenso de barrancos? ¿Practica submarinismo? ¿Una divertida batalla de paintball? La variedad es enorme.

Como se puede ver no es necesario acabar borracho en una despedida de soltero, podemos organizar una fiesta memorable en la que ni siquiera probemos el alcohol.


Puedes dejar tu mensaje